E-sports y Latinoamérica: ¿auge notable o pasajero?

Miles de personas reunidas para una final de e-sports en Corea del Sur o una estrella del fútbol de altísimo nivel como imagen de una empresa líder en deportes electrónicos, serán mucho más frecuentes en el futuro por el impresionante crecimiento de los e-sports alrededor del mundo, pero, ¿qué hay de Latinoamérica? Siendo un mercado tan heterogéneo, complicado y lleno de posibilidades, echemos un vistazo al desarrollo y desafíos de los deportes electrónicos en un panorama sin duda muy interesante.

Las posibilidades y desafíos para el crecimiento de los e-sports en Latinoamérica

Aunque en ocasiones algunas marcas de países como México no les han dado apoyo a los jugadores de e-sports, ni a sus equipos, el mercado de e-sports en Latinoamérica presenta un buen pronóstico y Lyon Gaming es prueba de ello.

Campeón de League of Legends, Lyon Gaming  es originario del norte de Latinoamérica y cuenta con el patrocinio de importantes marcas como Kultec, Supermex, Intel, Asus, y Arena (Cinemex).

Lo que mayormente frena la inversión en equipos de e-sports en Latinoamérica, es que no se les ve como “deportes de verdad” cuando en realidad son una especialización, una clase de deporte que exige un arduo entrenamiento mental y habilidades no comunes, pero debido al gran empuje del sector global de e-sports, eso pronto cambiará.

latinoamerica

El crecimiento global del mercado y cifras asociadas

Según declaraciones de Peter Warman, CEO de Newzoo (consultora especializada en videojuegos): “Las marcas han intentado participar en el mercado de los videojuegos por décadas. Los e-sports marcan la pauta pues son el pasatiempo preferido para nativos digitales y los millennials. Las inversiones a largo plazo son hechas por las compañías teniendo en cuenta este panorama”.

Y no es para menos, ya que en 2016, las ganancias a nivel global de los deportes electrónicos se ubicaron en unos 696 millones de dólares, lo cual se tradujo en un incremento significativo del 41% si se compara con 2015.

Algo que deben tomar en cuenta las marcas que deseen invertir es que la mayor parte de tales ganancias (unos 517 millones de dólares) provienen del esfuerzo de marcas por invertir en e-sports, y la cifra anterior se divide en 151 millones de dólares en publicidad, 266 millones en actividades de patrocinio y 95 millones de dólares por derechos de medios relacionados con los deportes electrónicos más populares.

Actualmente, casi la mitad (47%) de los 2.2 billones de jugadores alrededor del mundo, gastan unos 108.9 billones de dólares, lo que constituye una oportunidad que las empresas y marcas asociadas especialmente en Latinoamérica deben aprovechar para crecer significativamente.

Proyecciones para los e-sports

Según la consultora Newzoo, se prevé que para este 2018 las ganancias en el sector de e-sports serán de unos 125.4 billones de dólares, y hacia 2020 las mismas podrían ubicarse en 143.5 billones de dólares, por lo que, en el caso de Latinoamérica, la oportunidad que representan los deportes electrónicos debe aprovecharse según el panorama específico de cada país, y que la inversiones representen un impulso realmente significativo para el mercado y no una simple moda pasajera.

 

 

Raimon Colmenares
eFXto.com