Grupo Día se desploma un 7% tras los resultados, por Alejandro Salvador de Aina

Grupo Día ha presentado resultados del primer trimestre, estos impactando de forma negativa en la cotización. Alejandro Salvador de Aina, Senior Manager Finance Operations en New York AdvisoryCo-Founder & Operations Consultant en Detranor, nos detalla al respecto.

Grupo día se desploma un 7% tras los resultados – Alejandro Salvador de Aina

Grupo Dia se desploma en bolsa un 7% su valor y reduce beneficios en un 74% en el primer trimestre, tras su fracaso en materia social corporativa.

Grupo Dia, quien se disparó un 4,2% en enero de 2018 llegando a alcanzar incluso un 8% de subidas en el inicio de sesión por aquel entonces, tras anunciar el aumento de participación por el fondo “Letterone”, propiedad del millonario ruso Mikhail Fridman, hasta alcanzar el 25% del accionariado. Dia cae cerca del 7% en Bolsa y se consolida como el valor del Ibex que más retrocede en el año después de que su beneficio se hundiera un 74% en el primer trimestre respecto al año anterior para el mismo periodo, tras lo que podría calificarse como un fracaso de sus políticas sociales corporativas, por un erróneo enfoque en materia de capital humano.

grupo diaSu beneficio neto atribuido se desplomó un 74% entre enero y marzo, hasta 4,4 millones de euros, mientras que en términos ajustados la caída fue del 27%, según indica la cadena de supermercados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La compañía ha aprovechado la presentación de resultados de los primeros nueve meses del año para recortar sus objetivos para todo 2017. En particular, Dia logró un beneficio neto atribuido de 103,1 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, un 11,7% menos que en el mismo periodo de 2016. Las ventas brutas en España se situaron en 4.288 millones de euros, lo que supone un descenso del 4%, según ha informado la compañía.

El beneficio neto ajustado de Dia alcanzó los 166,7 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 1% más que el obtenido en los nueve primeros meses de 2016. Las ventas brutas bajo enseña de Dia ascendieron a 7.734 millones de euros hasta septiembre, lo que supone un alza del 1,5% respecto al mismo periodo de 2016, en un entorno “más competitivo”, mientras que el Ebitda ajustado se situó en 431,6 millones de euros, estable respecto al mismo periodo del año pasado.

Las causas

Grupo Dia trata de achacar las causas a elementos externos. La facturación neta de la empresa bajó un 10,4%, hasta 1.877 millones de euros, según ellos debido sobre todo al “efecto negativo” de la depreciación de los tipos de cambio en algunos de los países donde opera, como Argentina, donde el peso se devaluó un 31%, o en Brasil, donde el real se depreció un 16%. De manera que en estos dos países latinoamericanos su facturación neta se desplomó un 18,2%, hasta los 635 millones de euros, por el efecto divisa. “Este primer trimestre de 2018 ha sido particularmente complicado en Brasil, donde la inflación de alimentación sigue en términos negativos y la confianza del consumo se encuentra en momentos de gran debilidad”, han explicado los responsables de la firma, que no obstante observan una “significativa mejoría de ventas” en dicho país desde marzo.

Pero se olvidan de comentar los problemas internos de personal con los numerosos abandonos en todos los niveles de empleo de la cadena, que en algunos casos está llevando a dimisiones, renuncias, bajas laborales por depresión e incluso demandas a la compañía y sus inspectores por acoso laboral.

Esta 4ª revolución industrial si algo bueno ha tenido es que el ser humano vuelve a ser protagonista. Volvemos a caminar hacia el Humanismo o como dirían los expertos en Grow Management: “Estamos sufriendo una variación del Capitalismo puro y duro al Capital-Humanismo”.  Por el contrario hay empresas como Grupo Dia que aún no han adaptado sus políticas a este nuevo fenómeno.

La empresa presenta una fuerte apuesta por la Transformación Digital, sin contemplar la importancia de su personal, solo con adaptarse digitalmente no es suficiente. Vivimos en un mundo donde el salario emocional y por ende el humanismo de la corporación es tan importante o más que toda esa adaptación. Todas empresas que no comprendan que los valores de los trabajadores han cambiado y las nuevas generaciones no están dispuestos a trabajar en corporaciones que no estén alineadas con sus valores y los representen van a sufrir tal crisis de identidad de marca y déficit de personal que se extinguirán en 6 o 8 años Máximo.

Este es el caso de Grupo Dia, una empresa con una fuerte apuesta digitalización como anunciara el diario Expansión en su artículo al respecto, la propia compañía ha explicado que en Iberia la firma ha acelerado el proceso de remodelación de tiendas, poniendo a disposición de sus clientes una experiencia de compra mejorada además, de nuevos servicios, a lo que se suma una “significativa” inversión en precios, que respalda el compromiso de volver a registrar ventas comparables positivas en esta región en el cuarto trimestre de 2017, algo que la compañía ya está alcanzando en las primeras tres semanas de octubre.

En España, Dia está presente a cierre de septiembre en 33 provincias con el comercio online bajo enseña Dia, con Clarel y Oportunidades Dia en toda España y con Amazon Prime Now en Madrid y Barcelona. Las ventas del canal online en España ascendieron a 40,2 millones de euros en los nueve primeros meses, multiplicando por 2,9 veces el importe registrado en el mismo periodo del pasado año. Pero que se olvidan de los trabajadores, de la promoción interna y de valorar el verdadero tesoro que son sus trabajadores. Las recientes dimisiones como el Manager de Relaciones Laborales, quien tras abandonar la compañía llego a calificar a la misma como “Siria”, un escenario de inestabilidad y guerra. También personal de la cúpula directiva de RR.HH abandono la compañía el pasado 25 de abril por estas vicisitudes y manifestando que los valores de la compañía no estaban alineados con los suyos y que “tenía la esperanza de que algún día todo esto cambiase”.

Este es uno de los principales motivos de la caída de sus beneficios y lo que sin duda elevara los costes fijos y de personal para este 2018 así que, el resultado ajustado será bastante pesimista para los inversores.

Políticas de empresa

Las políticas operativas de empresa están basadas en la austeridad como control de gasto. Las tiendas en sí mismo están operadas como si de una franquicia se tratase, apenas 4 trabajadores por tienda en turnos rotativos. Estos trabajadores deben hacer todo el trabajo, desde la recepción de mercancías, la reposición, la limpieza de la tienda, el re-etiquetado de precios quincenal, control de productos para evitar robos.

La compañía ni siquiera dispone de circuitos cerrados de seguridad en la mayoría de sus establecimientos o personal de seguridad privada. Todas estas causas contribuyen a ampliar la carga y el estrés laboral del personal que suele terminar en bajas por depresión.

La falta de personal y de departamentos especializados hace que se tengan que suplir con horas extraordinarias del personal, ya que si se produce una baja, la inspectora de zona no suele cubrir esa plaza con un sustituto por la escasez de personal en platilla y se suplen con horas extraordinarias, disolución de turnos rotativos y eliminación de los tiempos establecidos de reposición.

El aterrizaje de Mikhail Fridman

El magnate ruso Mikhail Fridman, que adquirió el 10% de las acciones de los supermercados DIA de forma sorpresiva a finales de julio pasado, propuso una profunda renovación para modernizar la pobre y deslucida marca de DIA.

Fridman solicito la colocación de dos consejeros para impulsar los planes de renovación y transformación y para apoyar la nueva imagen, más cercana con los grandes supermercados modernos de Europa.

Tras la recuperación del consumo, los supermercados DIA han perdido participación del mercado en la medida en que sus establecimientos lucen más descuidados y con menos variedad de productos que las grandes cadenas de supermercados con mayor superficie de venta.

El magnate inicio una campaña de renovación de directivos en diferentes niveles para tratar de renovar la imagen de la compañía entre su capital humano. La cadena afronta un enorme problema de imagen interna y externa, cuenta con decenas de demandas y querellas de franquiciados, una elevada deuda (ha pasado en un lustro de cero euros de deuda a unos mil millones) y una caída de participación de mercado en favor de Mercadona, líder con el 25% del mercado, y de Lidl, la cadena con mayor crecimiento durante los últimos años.

 

 

alejandro 2

Senior Manager Finance Operations en New York Advisory

Co-Founder & Operations Consultant en Detranor

Contacta con Alejandro por redes sociales:

Linkedin

 

 

 

 

SI TE GUSTÓ EL ARTÍCULO, TE INVITAMOS A QUE LO COMPARTAS POR REDES SOCIALES CON TUS CONTACTOS, ¡MUCHAS GRACIAS Y BUEN TRADING!

 

Disclaimer:

Las opiniones vertidas en este artículo son únicamente la visión del mercado del analista. Bajo ningún punto de vista representan ideas de inversión.

Recuerde que invertir en el mercado de valores conlleva sus riesgos. Asesórese con un profesional antes de operar en los mercados.