Las rentas vitalicias como activo financiero-fiscal, por Mateo Casaprima Suárez

La generación del baby boom, nacida entre 1958 y 1977, están llegando a fin de su vida laboral, pero ¿qué pueden estas personas hacer por su jubilación en los tiempos que corren?. Mateo Casaprima Suárez, Gestor de Patrimonio y Previsión Social en Bango – Correduría de Seguros S.A., nos responde al respecto.

Las rentas vitalicias como activo financiero-fiscal / Mateo Casaprima Suárez

España está sufriendo un cambio en la pirámide de población en los últimos años, básicamente debido a tres factores:

  • Cada vez se producen menos nacimientos: nos alejamos cada vez más de los 2 hijos por mujer, incluso estamos por debajo de 1,5.
  • La esperanza de vida va en aumento: actualmente supera los 85 años de media y roza los 90 en el caso de las mujeres.
  • El flujo migratorio, que durante muchos años fue positivo ya que era una fuente de bienvenida de inmigrantes jóvenes en busca de trabajo y no se producía un éxodo tan intenso de talento joven cualificado en busca de oportunidades.

A estos tres factores, hay que añadir otro aspecto importante: la generación del “Baby boom” español, esas personas nacidas entre 1958-1977 (aproximadamente), están comenzando a jubilarse en masa, habiendo tenido a lo largo de su extensa vida laboral unas cotizaciones a la seguridad social muy elevadas.

rentas vitalicias

Si además tenemos en cuenta la tasa de paro, la tasa de paro juvenil, y los actuales niveles de salarios y de cotizaciones a la Seguridad Social, no es muy difícil darse cuenta de que los números van a empezar a fallar (ya lo han hecho, con el consiguiente desfalco a “la hucha de las pensiones”, es decir, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social).

¿Qué debería esperar entonces, esta generación del baby boom que cuenta los días para su jubilación, expectante de percibir los más de 35.000€ anuales de la pensión máxima?

La respuesta parece simple: o se recortan las pensiones públicas (ya se ha hecho en cierta medida, con el nuevo método de actualización) empezando por las pensiones máximas, o se crean (o se suben) impuestos para poder financiarlas. En cualquier caso, se empobrecerá a la población jubilada de un modo u otro.

¿Qué puede hacer entonces el ciudadano para compensar esta situación?

  • Para quienes aún tengan una vida laboral larga por delante, y su salario y su situación financiera se lo permita: ahorrar. Ya sea a través de planes de pensiones, de seguros de ahorro, utilice las clases de activos que mejor se adapten a sus necesidades y vaya formando su propio colchón, lo va a necesitar.
  • Para esa generación del baby-boom: aquí nos encontramos con una alternativa en auge con importantes beneficios fiscales. Las rentas vitalicias.

Las rentas vitalicias son un producto que puede encajar perfectamente para las personas mayores de 65 años que tengan algún tipo de patrimonio, puesto que desde la última modificación del IRPF de 2015, han quedado exentas las ganancias patrimoniales:

  • Inmobiliario: vivienda habitual o secundaria, fincas, terrenos, etc.
  • Fondos de inversión.
  • Acciones.
  • Joyas, obras de arte, otros bienes muebles, etc.

Esto permitirá al ahorrador/inversor:

  • Beneficiarse de un ahorro fiscal de entre el 19% y el 23% con el que actualmente se gravan ese tipo de ganancias. El límite máximo, son 240.000€. Toda cuantía que exceda el límite estará sujeto a tributación.
  • Garantizarse un complemento de forma vitalicia a su pensión pública.
  • Elegir entre el amplio abanico de compañías aseguradoras y modalidades de rentas vitalicias existentes: que consuman capital, que no lo consuman, que sean reversibles, etc, cada cliente podrá confeccionarse un plan a medida.

Los datos lo confirman: más de 9.000 personas se han aprovechado desde que se aprobó el cambio en el IRPF en 2015, ya son más de 2.500 millones de euros los derivados de ganancias patrimoniales que se han transformado en rentas vitalicias y las cifras van creciendo a medida que esta opción se da a conocer.

En definitiva, las rentas vitalicias son una opción muy interesante tanto fiscal como financieramente en un entorno de tipos de interés mínimos y con un horizonte cuanto menos incierto de la Seguridad Social en España.

 

 

mateo casaprima

Mateo Casaprima Suárez es Lic. en Economía por la Universidad de Oviedo.

Gestor de Patrimonios y Previsión Social en Bango – Correduría de Seguros S.A.

Contacta con Mateo por redes sociales:

Linkedin

 

 

 

 

SI TE GUSTÓ EL ARTÍCULO, TE INVITAMOS A QUE LO COMPARTAS POR REDES SOCIALES CON TUS CONTACTOS, ¡MUCHAS GRACIAS Y BUEN TRADING!